Los seguros de salud colectivos

Colectivos de saludLos seguros de salud colectivos

Los seguros de salud colectivos permiten que sus asegurados se beneficien de mejores condiciones económicas basadas en precio por volumen.

Principalmente, los seguros médicos colectivos se contratan en empresas, aunque también pueden establecerse en otro tipo de organizaciones.

En la empresa, el seguro de salud puede ser contratado voluntariamente por quienes deseen tenerlo, participando o no la empresa en su coste.

La empresa puede participar costeando el seguro al 100% o bien una parte del mismo. La ventaja de que lo gestione la empresa mediante descuento en nómina, aunque no colabore en costearlo, reside en el beneficio adicional de ofrecer una exención fiscal al asegurado.

La exención fiscal asciende hasta 500 € por asegurado y año que en el IRPF se aplican a la reducción del salario percibido, reduciendo su importe y, por tanto, se aplica un gravamen menor.

Las combinaciones de los seguros de salud colectivos

De acuerdo con lo señalado anteriormente, son varias las combinaciones que pueden establecerse a la hora de confeccionar un seguro médico colectivo.

  • Seguro sufragado al 100% por la empresa: son colectivos cerrados que afectan a toda o una parte de la plantilla. La empresa se deduce el gasto y al trabajador solo le computa como pago en especie el exceso de 500€ por asegurado, si este se produce.
  • Colectivos abiertos donde la empresa participa parcialmente: es similar al caso anterior; la empresa se deduce como gasto sus aportaciones y el asegurado tiene la exención fiscal. Disfrutan el seguro quienes desean contratarlo voluntariamente.
  • Colectivos de tipo abierto sin participación de la empresa en su coste: se contratan voluntariamente. La empresa paga a la aseguradora la prima mensual tras detraer el importe de la nómina. El trabajador se beneficia de la exención fiscal.
  • Colectivos abiertos sin participación de la empresa en la gestión: los trabajadores se benefician de unas condiciones de seguro colectivo pero la prima se paga mediante cargo en la cuenta bancaria de cada trabajador. En este caso, no se pueden beneficiar de la exención fiscal.

Como vemos, es interesante involucrar a la empresa en la gestión del seguro de salud, aunque no quiera participar en su coste.