Seguros de Jubilación

Los seguros de jubilación surgen como medio de prevención ante el inquietante futuro del sistema público de pensiones y debido a diversas causas:

 

  • El aumento de la esperanza de vida.
  • La desproporción entre el número de pensionistas y el de trabajadores en activo.

Por lo tanto, debemos crear una estrategia de inversión mediante productos destinados al ahorro para la jubilación.

 

Seguros de Jubilación individuales

 

Planes de pensiones

Aunque no tienen rentabilidad garantizada, al tratarse de un producto a largo plazo generalmente, la experiencia ha demostrado que son productos que ofrecen un buen rendimiento.

Existen muchos planes con diferente distribución de las inversiones (renta fija o variable).

Los planes de pensiones tienen beneficios fiscales elevados, al deducir las aportaciones de la base imponible del IRPF. También se pueden trasladar a otros planes si se desea, como sucede si se quiere pasar a un plan con una distribución de inversiones diferente.

 

Planes de previsión asegurados (PPA) como seguros de jubilación

Estos planes permiten disponer de forma anticipada del capital ahorrado; en caso de desempleo de larga duración o enfermedad grave sin penalizaciones ni descuentos. También permiten su traslado a otro plan de previsión asegurado.

Lo más destacado en este producto de ahorro es que se pacta un interés mínimo garantizado durante toda la duración del contrato y, cada año, se comunica por anticipado el interés de la siguiente anualidad.

Tiene los mismos beneficios fiscales que el Plan de Pensiones.

 

Planes individuales de ahorro sistemático (PIAS)

Funcionan como un depósito de ahorro. Su finalidad es acumular un capital a lo largo del tiempo, que puede servir como complemento a la pensión pública de jubilación.

Las ganancias quedarán exentas de tributación si se han obtenido en al menos diez años y se perciben en forma de renta vitalicia.

Los PIAS Tienen un límite de aportaciones anuales de 8.000€ y son compatibles con la tenencia de otros planes de pensiones. Además, permiten rescatar el ahorro acumulado en cualquier momento.

 

Solvencia de los seguros de jubilación

Contis Seguros ofrece los productos de ahorro-jubilación en compañías de la máxima solvencia. Son productos competitivos y rentables para que la jubilación quede garantizada.

La tranquilidad que ofrecen las compañías de seguros se basa en:

 

  • El control que ejerce la Dirección General de Seguros sobre las aseguradoras que operan en el ramo de vida.
  • La legislación muy estricta que impide mezclar el negocio del ramo de vida con el resto de ramos, más expuestos a la incertidumbre propia del seguro. Por el contrario, el ramo de vida se fundamenta en las “tablas de mortalidad”, estudio estadístico que sufre una desviación mínima.
  • Comportamiento económico de las aseguradoras; no han participado en actividades económicas de riesgo, como la “burbuja inmobiliaria” ni en productos de ahorro estructurados, de alto riesgo.
  • La calificación de solvencia de las aseguradoras con las que operamos en el ramo de vida es muy elevada, muy por encima de la banca.

 

Conclusiones sobre los seguros de ahorro-jubilación

La sociedad actual vive con incertidumbre ante el futuro de su sistema público de pensiones. Incluso, se ha legislado para endurecer las prestaciones; por ejemplo, se aumentó de 15 a 25 años cotizados el período para el cálculo de la jubilación.

Ante esta situación, es recomendable destinar una parte del ahorro a la jubilación.

De acuerdo con las posibilidades de cada persona, puede elegir entre los diversos productos de ahorro.

Los planes de pensiones permiten ganar un extra mediante la desgravación fiscal; por ello deben ser tenidos en cuenta por quienes tengan mayor renta.

Por su parte, los planes de ahorro sistemáticos PIAS no desgravan, pero concentran su esfuerzo en obtener la mayor rentabilidad y, en caso de ser necesario, se pueden rescatar a partir del primer año.