/* Módulo acordeon cerrado*/

Los proyectos de construcción requieren un programa de protección aseguradora amplio y preciso. De ello tratamos en este artículo.
Para disponer de una cobertura de 360 grados en una construcción, del tipo que sea, contamos con cinco modalidades de seguros de construcción. Unas corresponden al ámbito de seguros de responsabilidad civil y otras al seguro sobre daños a las cosas.

Seguro de responsabilidad civil de construcción

El número de figuras que intervienen en una obra es bastante amplio. La cobertura de responsabilidad civil afecta al constructor y al promotor. La mayoría de las veces son personas diferentes y tienen su propio ámbito de responsabilidad.
Los daños derivados de la construcción son responsabilidad del constructor y pueden extenderse al promotor de forma directa o subsidiaria.
Asimismo, a la dirección técnica de la obra le afecta la responsabilidad civil profesional de arquitectos. Las figuras de los intervinientes a veces se entremezclan, al actuar de manera simultánea. De forma habitual, el promotor subcontrata la obra, por lo cual las subcontratas se convierten en responsables de los perjuicios que causen a terceros, junto con la responsabilidad que pudiera tener el promotor.

Seguro de todo riesgo de la construcción

Este es un seguro que salvaguarda la obra que se realiza; es decir, cubre los daños propios.
La garantía se extiende a incendio, explosión, caída del rayo, robo y expoliación del equipo o la maquinaria, riesgos de fuerza mayor o de la naturaleza y riesgos inherentes a la ejecución de la obra.

Seguro de montaje

El seguro anterior protege de peligros externos. El seguro de montaje, cubre los fallos de instalación da cobertura a los daños que puede sufrir el material antes, durante o después de su instalación. Se trata de una póliza fundamental para las empresas que realizan instalaciones de diverso tipo.

Seguros decenales, seguros de construcción especiales

Entre los seguros de construcción, los decenales son seguros de contratación obligatoria exigidos por la Ley de Ordenación de la Edificación LOE para viviendas residenciales. Además, es posible su contratación de forma voluntaria en otro tipo de construcciones como naves industriales, locales para oficinas o polideportivos.

Este seguro obliga al promotor de la construcción y protege de los daños que pudieran afectar a la estructura y cimientos de la construcción durante los 10 primeros años desde fin de obra.
Adicionalmente, se puede extender la cobertura a otros elementos de la construcción como la impermeabilización por un período pactado, generalmente tres años.

Seguro de construcción obligatorio: póliza de convenio de construcción

Usualmente, la mayor parte de acuerdos sectoriales de construcción obligan a disponer de un seguro de accidentes que ampare a los trabajadores del sector.
A las empresas a quienes afecta el convenio de la construcción, si no disponen del mismo, se les impone una fuerte sanción en el caso de ser inspeccionadas.

Contis Seguros – Los seguros de construcción